* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics
Wonderful Days Fics and Roll

* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics

Nuestro foro fue creado con la intención de subir nuestras historias de fantasía (Porque escribimos para leernos de vez en cuando) y divertirnos con los juegos de rol de este fantastico anime THE PRINCE OF TENNIS.
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 CAPITULO 4: CLARO/OSCURO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Hikaru sama
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8124
Localización : Si te digo...no me creerías...
Escuela :
Fecha de inscripción : 03/02/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Inui Sadaharu/Momoshiro Takeshi
Tu Prince or Princess: Atobe Kaizen

MensajeTema: CAPITULO 4: CLARO/OSCURO   Lun Ago 16, 2010 7:59 pm

Ok! Aqui un capítulo nuevo de esta historia. Personalmente me gusta muchísimo, porque es un fic donde trato de explorar y desarrollar más los sentimientos de los personajes, quizas anteponiendolos a la historia en sí. Gracias a todos los que lo siguen *-*


**4**

CLARO/OSCURO

"One Outs" era un pub de lo mas exclusivo en el distrito de Shibuya, muy cerca de Dōgenzaka. La zona estaba pensada para un público maduro, salpicada de pubs, clubes nocturnos y love hotels. En paricular One Outs era generalmente frecuentado por jóvenes con familia de alto poder adquisitivo. Nenes con autos importados y nenas con tarjetas de crédito platinum o golden. Las “Gals” eran cosa de todos los días, desfilando con cabellos de tintes de distintos colores y luciendo ropa que destilaba por cada puntada la palabra "dinero".

El pub en si era todo lujo y exclusividad. Ambientado en un estilo de lounge moderno. Un hall de recepción amplio e iluminado de manera tenue con luces pálidas te recibía apenas entrabas. Lámparas ubicadas estratégicamente, jugaban con la combinación de luz y sombra reflejada en los objetos y la gente, creando un laberinto en constante movimiento. Pasado el hall el espacio crecía considerablemente para dar lugar a una amplia barra con taburetes, y desperdigados de forma aparentemente aleatoria, modernos sillones y mesas bajas para aquellos que decidían tomar en grupo. Las luces, ahora mucho más tenues, estaban escondidas de la vista, iluminando el espacio de manera indirecta. Solo las velas, ubicadas casi tan aleatoriamente como las mesas, eran luz visible. El conjunto creaba un caos organizado que poseía magnetismo único.

Finalmente, el camino lineal terminaba con una pequeña pista para aquellos que, luego de la bebida, se animaban a un poco de baile. Algunos sillones y mesas, más pequeños, circundaban la pista, como si fueran las butacas destinadas a los observadores de un espectáculo anónimo de danza. Algunas columnas, entre mesa y mesa, rodeaban una especie de galería techada.

La zona VIP estaba en el piso superior. Era un espacio más tranquilo con personal disponible en exclusividad. Tachonado de sillones más amplios y cómodos que los del resto del local, resultaba una zona ideal para sentarse a disfrutar de una conversación tranquila, y más apta aún para dedicarse a otras actividades menos sacras. Algunos lugares eran estratégicamente faltos de iluminación, como si todo el ambiente fuese un tablero de ajedrez donde los cuadrados negros eran espacio libre para no ser vistos, brindando privacidad que no había en donde jugaban las piezas blancas.


-¿A dónde creen que van, jóvenes?- el custodia de la puerta del bar les cerró el paso al grupo de amigos.
-Pues adentro ¿dónde más, Kotaro san?- la pelirroja salió detrás del grupo y se colgó con confianza del brazo del hombre de amplias proporciones. Su brazo sólo era del mismo tamaño que el muslo de la chica
-¡Fujiwara dono! Disculpe, no la reconocí- se disculpó de manera nerviosa- ¿ellos son sus amigos?
-Así es, Kotaro. Sus nombres deben estar en la lista, se los mande hoy a Akira kun.
-Si así lo dice usted señorita, así será- el hombre se corrió dejando libre la puerta ante un grupo de personas malhumoradas que hacían cola para entrar- adelante, por favor.
-Gracias, Kotaro- sonrió la pelirroja con gracia- ¿Akira kun ya llegó?
-Si señorita, ya está dando vuelta por el lugar.
-Bien, entonces, entremos.

Hikaru abrió la marcha con el grupo detrás.

-Tu amiga cada vez me cae mejor, puri.
-Te lo dije, Masaharu, te lo dije
-Vamos a ver si este lugar es tanto como la fama que tiene- comentó Hiroshi
-Ya verás que sí, Yagyuu kun- sentenció la pelirroja.
-¿El de la puerta siempre te trata así?- quiso saber Ryuuji- Para mí que tiene un crush contigo...
-No digas idioteces, Ryuuji.

Una vez dentro el grupo se detuvo en el hall de recepción, dándose la primera impresión del ambiente. El lugar estaba lleno sin estar repleto.

-Y lo mejor- comenzó a decirle Hikaru a Gris por lo bajo- esta allá
-¿Que, los tragos...la barra?
-No...los barman...yo creo que Aki chan para contratarlos hace un casting- rió divertida la pelirroja.
-Recién llegas y ya quieres levantarte a alguno de los chicos de la barra, Karu chan...

El chico que tenían enfrente no parecía mucho mayor que ellos. Era la imagen del dandy moderno. Precioso, galante y sexy. El castaño se acercó unos pasos y abrió bien grande sus ojos color miel. "Ya quiere causar su efecto sexy devastador" pensó Hikaru
-Pero que dices, Aki chan, si sólo tengo ojos para ti.

La pelirroja se acercó los pocos pasos que los separaban y literalmente saltó sobre Akira, colgándose del cuello del chico. El la sostuvo sujetándola del trasero por debajo del tapado largo, y le dio un apasionado beso en los labios.

-Más te vale que así sea, Karu chan
-Akira, querido, me estas apretando el trasero...¿lo sabes?
-Por supuesto, es puramente intencional...
-Idiota- exclamó Hikaru riendo- ven que te presento a mis amigos.
-¿Sólo amigos?- le preguntó al oído
-Sólo amigos.
-O sea, que ninguno te pertenece...entonces puedo ver la mercadería con libertad.
-Mirar puedes mirar...ahora más allá de eso, dependerá de si se dejan...

Los demás miraban la escena algo sorprendidos. Ryuuji observaba de reojo a Akira, con el ceño fruncido. Hiroshi y Nioh tenían los ojos como platos y Gris reía divertida.

-Vuelvo a preguntar…¿Seguro que es la misma nerd del colegio que estaba a la mañana?- preguntó Nioh sorprendido hasta la médula
-Te dije que sí. Y esto no es nada.
- Ah, ¿no?- preguntó Hiroshi
-Ese Akira- bufó Ryuuji- la llevará por el mal camino...
-Te dije Hiroshi, tal vez sea ella a que te coma a tí...y Ryuuji kun, no creo que alguien pueda llevarse a Hikaru tan fácil a ningún lado, ¿no?- el morocho la miró y tuvo que darle la razón internamente- Bueno, tal vez si hubo alguien, y francamente no sé como hizo, pero por ahora está fuera del juego...por ahora.
-¿La víbora?- Yagyuu miraba a Hikaru con renovado interés, como a quién le presentan un desafío interesante.
-Exacto
-Gente- la pelirroja estaba de vuelta con ellos- les presento al dueño de este maravilloso bar. Todo el mundo, Akira. Akira, todo el mundo. Grissu chan, Ryuuji, a ellos ya los conoces. Y ellos son Nioh kun y Yagyuu kun.
-Es un placer- saludo Akira con una reverencia.
-El será el que nos invite los tragos- lanzó Hikaru de pronto
-Sí, seguro, Karu chan- respondió mirándola de reojo- ¿y de dónde me lo cobro? ¿de tu cuerpo?

Hikaru rio divertida

-A mi no me molestaría pagarle de esa forma- comento Gris a Hikaru por lo bajo- lástima que sea...
-Sí, lo sé...una lástima...
-Bueno muchachos, vengan conmigo que les tengo una mesa reservada en el salón VIP, como me pidió la damisela.

Los chicos avanzaron siguiendo a Akira hacia las escaleras que llevaban al piso superior. Akira tomo a la pelirroja del brazo y la acercó hacia él repentinamente.

-El chico bonito de lentes te tiene ganas- le susurró al oído
-¿Yagyuu kun?- miró a su amigo con los ojos abiertos- No inventes, paranoico...
-Conozco a un depredador cuando lo veo. El chico no te quita los ojos de encima. Claro, lo sabe hacer de manera disimulada. Tampoco lo culpo...ese atuendo te hace ver apetitosa, Hikaru.

Esta vez su amigo logro sonrojarla.

-¿Tú crees? Y no te pregunto por el atuendo...
-No lo creo, lo sé. Sólo ten cuidado...o no- le guiñó un ojo

Ryuuji caminaba murmurando por lo bajo mientras veía a Hikaru "conversar" con Akira san. Estaba más que convencido que su amiga se volvía idiota cuando estaba con él. Iba pensando las mil y una maneras de secuestrar al chico -aunque internamente reconocía que si lo apuraban un poco, se lo llevaba a la cama- cuando de pronto sintió en su brazo izquierdo un impacto que lo hizo darse vuelta.

Lo único que llegó a ver es a una muñeca pelirroja con un vestido corto negro que no dejaba nada a la imaginación, caminar en dirección contraria a donde iba él. La chica, de pequeña estatura pero con curvas propias de un bombón sexy, se contoneaba de manera despreocupada, yendo hacia la barra.

Una sonrisa cuasi felina se dibujó en el rostro de Ryuuji y humedeció sensualmente su labio inferior con su lengua. Se adelanto al grupo antes de llegar a la escalera y le dijo a Hikaru en el oído.

-Empiecen la fiesta sin mí. Yo, creo que la voy a empezar en otro lado. Si tengo suerte, después los alcanzo.
-Pero...Ryuuji...¿recién llegas y ya tienes a alguien bajo la mira?
-El corazón es inesperado- la beso en la mejilla y agregó- deberías hacer lo mismo. Los veo en un rato, chicos.

Y sin decir más se alejó con paso acelerado.


*++*


Eimi se acercó a la barra con paso decidido e ignorando de manera casi descarada a todas las miradas lujuriosas que le revoloteaban alrededor. Era pequeña de contextura, pero su carácter fuerte y su seguridad innata ayudaban a quitarse a las personas molestas de encima. Sentó su trasero bien formado en una de las banquetas y apoyó ambos antebrazos en la barra, inclinándose ligeramente. El barman no sabría decir qué fue lo que captó su atención, si el magnetismo de la pelirroja o su escote.

-¿Ey, Keita kun, me podrías preparar un Martini como me gusta a mí?

El jovencito, apenas unos años mayor que ella, le sonrió al acercarse.

-Eimi chan, buenas noches. Me pondrás en un problema...sabes que no puedo venderle alcohol a menores.
-Pero Kei, es nuestro secreto. No te voy a delatar- insistió ella acercándose más al muchacho
-Bien, bien, ya sabes que me ganas. Pero si tienes problemas, te las arreglas sola.
-Eres un amor- Eimi volvió a sentarse y sintió una mano apoyarse sobre su hombro.
-¿Está sola la señorita?

Eimi giró para encontrarse a un joven que fácilmente rondaba los 30 años, inclinarse de manera bastante atrevida sobre ella.

-Así es, y pretende seguir estándolo- rechazó amablemente pero decidida
-Vamos, vamos, preciosa. No creo que alguien tan bonita como tú deba estar sola.
-Alguien como yo debe estar como quiere.
-No seas aguafiestas, muñeca- dijo el joven tomándola del brazo- ¿por qué no tomamos algo y luego...?

El rostro del joven quedó en la oscuridad cuando la sombra de alguien mucho más alto se interpuso entre él y la lámpara inmediatamente próxima.

-Creo que la dama dijo no.

Eimi volteó y quedó algo pasmada ante la visión del morocho que se había parado a su lado. Alto, muy alto, ojos grises profundos y un estilo moderno elegante que lo hacían verse muy sexy.

-¿Y tu quien demoni...?
-Lamento llegar tarde, cielo- el chico se acercó y tomándola de la cintura dejo un beso húmedo en el cuello de ella. Eimi lo miró con una sonrisa.
-Sabes lo que detesto esperar, cariño.
-Lo sé, lo sé, pero el tránsito es la muerte- le morocho miró al joven que aún estaba junto a ellos y le dedicó una sonrisa – ¿se te ofrece algo más?

Sin decir nada, el chico se alejó rápidamente con el orgullo herido. El morocho soltó la cintura de la muchacha y se sentó en la banqueta de al lado.

-Supongo que ahora te debo un favor.
-Ey, que conste que no lo dije yo- el chico le guiño un ojo y pidió un trago igual al que el barman había puesto frente a la chica y pagó ambos.
-¡Genial! Ahora serán dos favores…
-Bueno, si tanto insistes, no voy a negarme. No sería caballero de mi parte- giró sobre la banqueta y estiró su mano en señal de saludo- Murata Ryuuji, es un placer.

Ella miró la mano, evaluando la situación. Finalmente relajó su postura y acepto el saludo.

-Kogawa Eimi, el placer es mío…en verdad- le sonrió con todo el rostro y Ryuuji supo en ese momento que había ganado el primer punto- ¿y qué haces por aquí, además de fingir ser el novio de una dama para salvarla de las manos de algún depravado?
-¿Novio? ¿Quién dijo novio? Podría ser el amante…realmente odio los estereotipos…

Eimi rió con ganas. Debía admitir que el chico le caía simpático y por cierto era visualmente interesante. Se preguntó en ese momento que se sentiría tener esos brazos rodeando su cintura.

-Tampoco es mi estilo- sentenció ella- los estereotipos, digo.
-Una chica inteligente- Ryuuji alzó la copa a modo de brindis, antes de dar el primer sorbo de su bebida- estoy aquí con unos amigos. En realidad, mi amiga es algo como la amiga del dueño del lugar, así que nos invitó.
-¿Amiga?- ella probó su bebida antes de seguir- no creo en eso de la amistad entre el hombre y la mujer, a riesgo de sonar estereotipada.
-¿Por qué lo dices?
-Bueno, es que siempre, de manera implícita, hay tensión sexual entre los dos. A la larga, alguien termina cediendo.
-Bueno, realmente no lo había pensado de ese modo- dijo frunciendo el ceño- Ahora que lo dices…
-¡Ves! Seguro que internamente quieres llevarte a tu amiga a la cama.

Ryuuji la miró estático antes de caer en un ataque de risa.

-Bueno, no te voy a negar que alguna vez se me cruzó por la mente…pero más por curiosidad que otra cosa…
-Mmmmm….así se empieza…
-Bueno, eso sí sonó bastante estereotipado- dijo Ryuuji muerto de la risa- pero puedo dejarlo pasar, Kogawa san.
-Sólo Eimi. No me gustan los formalismos en las personas que me caen bien.
-Vaya declaración. ¿Es decir que te caigo bien?
-Si no fuera así, hace rato que sólo hablarías con la banqueta.
-Para eso necesito más de un Martini, Eimi chan- dijo Ryuuji en tono sensual, inclinándose sobre ella.
-Vamos…¿me vas a decir que nunca has hecho alguna locura estando sobrio?
-¿Cómo arriesgarme a que me muelan a palos por defender a una damisela fingiendo ser el novio?
-¡Ey! ¿Qué no era el amante?

Ryuuji volvió a reír, esta vez acompañado por ella.

-Lo dejo a tu elección, entonces. Seré lo que quieras- agregó en tono más grave.
-¿Lo qué quieras? ¿No es muy arriesgado de tu parte?- ahora era evidente que ambos se estaban coqueteando mutuamente
-El que no arriesga no gana, ¿no?
-Eso es una gran verdad- sonrió la pelirroja esta vez alzando ella la copa.
-Brindemos por las verdades y los arriesgados- propuso Ryuuji
-Y por las verdades arriesgadas- finalizó Eimi

Siguieron conversando un rato largo. Cada vez, los niveles de coqueteo eran mayores, y las risas fueron condimentadas con algunos roces de piel, camuflados en bromas de parte de ambos. Finalmente Ryuuji se puso de pie y se inclinó sobre ella, para susurrarle al oído.

-¿Se arriesgaría la dama a conocer a los amigos de este caballero? Claro, sino vienes con nadie más. Prometo que es un grupo divertido.
-Por supuesto, acepto el desafío.

El chico la tomó de la mano y la condujo entre la gente hasta donde estaba la escalera que daba al sector VIP. Ella caminó detrás, totalmente hipnotiza por la espalda ancha del chico, por lo cual no vio cuando él se giró para mirarla.

-Si me miras de esa manera, me veré obligado a hacer una escala inesperada, Eimi chan
-¿Si te miro cómo?- preguntó sonriendo con fingida inocencia
- De un modo en que me dan ganas de probar tus labios…

El chico tomó a Eimi de las caderas y la acorraló contra una de las paredes de la galería. Era visiblemente más alto que ella, por lo cual, al inclinarse, la chica se vio casi inmovilizada y sin escape. Una de las manos continuó en su cadera y la otra la apoyó sobre la pared, por encima de la cabeza de ella.

A Eimi le llegó de lleno el perfume de Ryuuji y no pudo evitar pensar que si no la besaba pronto, lo besaría ella a él.

-¿Qué dirías si te beso ahora?- preguntó él de manera descarada, inclinándose y acortando la distancia entre ellos.
-El que no arriesga no gana, ¿no?- repitió ella antes de llevar sus manos al pecho del chico.

Ryuuji sonrió de esa manera sensual casi letal. Irresistible. La mano que estaba en la pared se deslizo a la nuca de la chica y la atrajo hacia sí. Primero rozó sus labios de manera suave y delicada, saboreando cada centímetro de ellos. Se atrevió a jugar un poco, capturando de manera caprichosa el labio inferior de ella entre los suyos, generando un pequeño gemido en la garganta de la pelirroja.

Esa fue la señal que él espero para intensificar la caricia, presionando más la nuca y abriendo la boca de ella, probando la cavidad húmeda con su lengua. El chico era un experto y se lo hizo saber. No dejo rincón sin recorrer. Eimi aprovechó para entrelazar sus brazos por detrás del cuello de Ryuuji, empujándolo inconscientemente más hacia ella.

La mano que descansaba en la cadera de la chica, se movió hacia su espalda. De manera posesiva, Ryuuji terminó de acortar la distancia entre ambos cuerpos, envolviendo a la chica con el suyo. Dejó sus labios para besarla de manera anhelante en la curvatura del cuello, para luego volver a tomar su boca con desespero.

Finalmente, el aire fue necesario y ambos se separaron con una sonrisa de satisfacción en su rostro. El morocho de arriesgó a dejar un nuevo beso fugaz sobre sus labios antes de dejarla. Ella, de modo caprichoso, lo tomó del cuello de la camisa y lo acercó para poder morderle el cuello, haciendo que él lanzara un gemido grave.

Se miraron fijamente con los ojos y sonrieron con picardía y provocación.

-Ahora sí, estoy lista para conocer a tus amigos.
-El que no arriesga…

La tomó de la mano y se la llevó escaleras arriba…

*++*



____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
Hikaru sama
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8124
Localización : Si te digo...no me creerías...
Escuela :
Fecha de inscripción : 03/02/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Inui Sadaharu/Momoshiro Takeshi
Tu Prince or Princess: Atobe Kaizen

MensajeTema: Re: CAPITULO 4: CLARO/OSCURO   Lun Ago 16, 2010 8:02 pm

Gris observó como el morocho alto se marchaba de manera rápida y alzó una ceja hacia su amiga, en señal de pregunta.

-Creo que su radar ya detecto a alguien...
-¿Ya?
-Es todo un Don Juan- suspiró la pelirroja

Akira los llevó a una mesa algo apartada del resto y sin duda la mejor ubicada, claro signo del aprecio que tenía por su amiga.

-Bueno, jóvenes amigos, ¿Qué van a querer tomar?
-Supongo que podría empezar con un daikiri de frutilla…- anunció Gris de manera parsimoniosa
-Un daikiri para la dama entonces- sonrió Akira- ¿caballeros?
-Una cerveza Stout para mí- pidió Nioh- Guinness o una Samuel, si es posible.
-Para mi otra cerveza- Hiroshi pensó unos segundo- ¿Barley Wine??
-Mmmm….¿Backburner?- preguntó Akira alzando una ceja
-Perfecto- asintió el de lentes
-¿Barley Wine?- miro Hikaru asombrada a Hiroshi- vaya sorpresa. Te hacía más del estilo de un Martini…
-¿Eso que nos enseña?- Yagyuu se inclinó sobre la pelirroja, la cual lo miró intrigada- que no hay que dejarse llevar por las apariencias…¿no es cierto?

Yagyuu lanzó una mirada a Hikaru haciendo énfasis en el doble sentido de sus palabras. A ella no se le escapó que el chico también hacía el comentario por ella y su evidente cambio en relación con su imagen en el colegio. La insinuación a la pelirroja se le hizo algo sexy, tal vez demasiado.

-Brindo por eso- sonrió ella con ganas- o lo haré cuando tenga con qué.
-¿Lo mismo de siempre para ti, hermosa?- preguntó Akira, pasando un brazo por los hombros de la pelirroja
-Mmm..creo que hoy voy a cambiar. Acompañaré a Yagyuu kun con una barley wine. De pronto se me antojó interesante algo así…

Gris miró a su amiga sorprendida. ¿Estaba coqueteando con Hiroshi? Hikaru vislumbró el rostro de su Gris y sonrió con malicia.

-Sé lo que estás haciendo, Hika chan…
Hikaru le sacó la lengua en un gesto infantil, pero el modo de hacerlo a Hiroshi le resulto demasiado provocativo. Demasiado.

-¿Ah, sí? Que sabionda…siempre sabes todo, ¿no?
-No, esa eres tú, nerd, pero sí sé lo que estás haciendo ahora. Mientras sepas a lo que te atienes…
-Eres tan exagerada como siempre…no haré nada.
-Ahora. En dos horas y seis tragos me cuentas…
-¿Sólo seis tragos? No me subestimes, Grissu chan.

Los tres caballeros miraban a una y a otra sin comprender demasiado lo que pasaba. Tal vez Akira, conociendo a la pelirroja, tenía un cuadro más claro, pero no demasiado. Hiroshi, en medio de ambas, giraba la cabeza de modo tal que parecía que se le iba a salir, pero de sus labios nunca se borró la sonrisa. Nioh estaba apoyado en el respaldo de los bancos que oficiaban de asiento. Sólo se limitaba a disfrutar la escena y conocer un poco más a esa pelirroja amiga de Gris. Realmente lo tenía sorprendido.

-No te subestimo…pero estas avisada. Después no vengas a llorar...
-Ey! Yo no lloro…bueno, tal vez cuando saco una mala calificación…

Después de esto, ambas rieron con ganas.

-Damas, lamento interrumpir su disertación sobre el llanto y las verdades, pero tengo que irme. Otros clientes me esperan- Akira estaba parado al lado de Hikaru, apoyando una mano en su hombro. Ella giró en el banco y lo abrazó por la cintura.
-¿Cómo que otros clientes? Yo pensé que iba a tenerte en exclusividad…- se apresuró a protestar con un berrinche.
-Tal vez más tarde…tengo que hablar contigo, después, cuando estés mas ebria, así me gritas menos- se inclinó para dejarle un beso en el cuello- enseguida les traigo sus bebidas. La primera ronda, va a cuenta de la casa- diciendo esto, le guiñó un ojo a Hiroshi y se marchó.
-¿Me acaba de guiñar un ojo?-preguntó el de lentes, entre incómodo y sorprendido.
-Tal vez…puede ser…no sé si eres su tipo….- Hikaru se levantó para quitarse el saco largo, dejando a la vista de Hiroshi su bien formado trasero dentro de esos diminutos shorts de satín.
-¿Su…tipo?
-Sí, su tipo. Últimamente es algo versátil en cuanto a gustos. Su novio anterior no tiene nada que ver con el que tiene ahora…aunque tampoco lo llamaría novio…¿me entiendes?- Hikaru se sentó en el asiento y le sonrió de la manera más sensual que pudo, apoyando ambos codos al costado de la mesa y su rostro entre ambas manos.
-Acaso tu amigo es…digo…
-Gay. Sí- sonrió al decirlo, como si hablara del color de los pasteles- ¿te sorprende? Creo que es bastante obvio…
-Pero...tú y él...entonces...no...
-¿¡Aki chan y yo!? Claro que no. Lo adoro, pero...es algo platónico. Puramente. O espiritual- curvó sus labios en una media sonrisa

-Realmente no puedo creerlo…-dijo Nioh a Gris por lo bajo mirando fijamente a Hikaru
-¿Qué no entiendes?- Gris se había recostado sobre el asiento, cruzando las piernas de manera muy femenina-¿no entiendes la vida? ¿no entiendes historia? ¿no entiendes a Hikaru?- señalándola con la cabeza- ¿no entiendes que este coqueteando con Yagyuu? o ¿no entiendes por qué no te eligió a ti?
-¿Lo está coqueteando?- Nioh alzó una ceja
-¿Tú qué crees?- Gris rió por lo bajo. No podía dejar de regodearse de su amigo, él que se creía que todo lo sabía, que era el “señor diversión”…Bueno, le había prometido que su amiga sabía divertirse y el no había querido creerle. Claro, en su mente no entraba que la chica nerd de escuela pudiera tener una vida social tan interesante…Hikaru no era una chica común, y el peliplateado lo estaba comprendiendo.
-Vaya…-suspiró- pero no. En realidad, lo que no entiendo es cómo alguien como ella…puede estar enamorada de Kaidoh…o sea…es Kaidoh…el chico antisocial de Seigaku…¿qué demonios puede tener para ofrecerle a…?

Gris comenzó a reírse.

-¿Qué es lo gracioso?
-Bueno, si sé que tenía para ofrecerle, pero no puedo decirte nada…mi amiga no me lo perdonaría…sólo te digo algo, imagina la resistencia que tendrá en…bueno…ciertas actividades, con todo lo que entrena.

Nioh abrió los ojos grandes, lo cual causo que Gris casi muriera de la risa.

-Ay..Nioh…eres tan inocente a veces…¿¡Qué sé yo lo que veía en él!? Estaba enamorada…lo está aún, seguro. Pero…momento. ¿A qué te refieres con alguien como ella? No la estarás insultando, ¿no?
-¿Insultar? Al contrario. La chica está como quiere de buena, puri.
-Grosero…-Gris hizo un berrinche mientras continuaba riéndose
-¿Para qué preguntas?
-Porque no aprendo nunca...
-¿Ya se están peleando?- la voz de Hiroshi los sacó de su discusión
-Es que Gris se enoja si elogio a sus amigas...
-Yo no me enojo, sólo dije que eras un grosero- la peliazabache se cruzó de brazos y recargó sus espalda contra el respaldo del sillón
-Vamos Grissu chan...no te enfades...vinimos a divertirnos, ¿no?

Hikaru pasó un brazo por arriba de la mesa para tomar la mano de su amiga. Al hacerlo, se recargó levemente sobre Yagyuu, quien, desde el lugar donde se encontraba tenía una clara perspectiva de la espalda de la pelirroja y la curva de su trasero.

-Hika chan, no te recargues sobre Hiroshi, o harás que se sonroje…o algo peor…- comentó su amiga de manera traviesa.

Hikaru giró su rostro para ver al muchacho de lentes. Le sonrió mordiéndose el labio inferior en un gesto pura y maliciosamente intencional.

-Lo siento, Yagyuu kun.
-¿Y me vas a decir que no lo haces?
-¿Volvemos con eso?- protestó la pelirroja- ¿sabes qué? Demándame por ello....Además, estoy libre para hacer lo que...

Una sexy mesera rubia con sonrisa angelical, interrumpió la conversación trayendo las bebidas.

-Chicos, tres cervezas y un daikiri, a cargo de la casa.

Los cuatro aceptaron las bebidas y esperaron a que se fuera la chica para reanudar la conversación.

-Bien- Hikaru levantó en alto la pinta con su barley wine- por...¿nosotros?
-Por un presente y un futuro diferentes- vitoreó Gris mirando a su amiga con una sonrisa
-Por no dejarse llevar por las apariencias- propuso Hiroshi mirando de reojo a la pelirroja
-Por nuestra nueva amiga..y su amigo dueño del bar- este último comentario de Nioh arrancó una risa generalizada.
-Ay...voy a creer que me aprecias sólo por mis contactos de ámbito nocturno…-comentó con fingido reproche.
-No, claro que no- Nioh protestó con falsa inocencia- te aprecio por eso y por las tareas que me pasarás en el colegio...
-Olvídalo, lindo- de pronto se puso seria- mis tareas son mías.
-No, no, no, no, Masaharu. Más allá de todo, ella tiene el alma de una nerd, olvídate que te de la tarea..o te deje copiar en un examen...
-Ey! me pintas como la bruja...
-Lo eres...- Gris la miró de reojo. Nioh comenzó a reírse ante la escena que montaban esas dos. No podía creerlo pero comenzaban a parecerle un dúo cómico.
-Parece que la están pasando bien

Una voz grave sonó cerca de la mesa donde se encontraba el grupo.

-No tanto como otros, al parecer- sentenció Hikaru al ver llegar a su amigo en compañía de una pelirroja de baja estatura y preciosa por donde se la viera- ¿al fin te dignas a acompañarnos, Ryuuji?
-No te pongas celosa, Hikaru, sabes que eres mi preferida...
-No en este preciso momento- Hikaru le sonrió a la chica que lo acompañaba, la cual le devolvió el gesto divertida- pero como soy taaannn buena, les hacemos un lugar en la mesa.

Los chicos se corrieron en los bancos para dejarles lugar a los recién llegados.

-Yo te conozco- lanzó Gris de pronto mirando a la recién llegada fijamente- ¿Eimi? ¿no? ¿Eimi Kogawa?

La pelirroja se inclinó sobre la mesa y entornó los ojos para ver a la morocha.

-¿Ootori?
-¡Sabía! Estás en la Rikkai, ¿verdad? Eres la que llegó de ese internado de Francia o no sé qué...
-Vaya, como corren las noticias- respondió entretenida- también te conozco, bueno, también a ustedes-señalando a Nioh y Yagyuu-somos compañeros de colegio.

En ese momento, Nioh tuvo una epifanía y recordó a la pelirroja sexy bajita que había visto contoneándose por los pasillos de la escuela. Le había llamado la atención sobremanera pero no había tenido la posibilidad de acercarse. ¡Vaya! Qué pequeño era el mundo...

-¿Se conocen? Bueno, eso sí es una coincidencia ¿tú la conocías, Hikaru?
-Ryu chan, yo pisé la escuela hoy. Es imposible que conozca a todo el mundo ya...
-¿Tú eres la nueva que llegó de Seigaku?- Eimi la miró con cierta fascinación- No te creo...
-Si lo soy-revoleó los ojos y agregó resoplando-Qué bueno…seré recordada todo el año como "la nueva de Seigaku".
-Al menos hasta que llegue otra nueva de otro lado. Eso es un hecho- sentenció Hiroshi mientras daba un sorbo a su cerveza.
-Pero yo te vi en el colegio hoy...y parecías algo…ahmmm…como decirlo..."diferente"- se animó Eimi
-Es que Hika chan es como Bruce Wayne y Batman. De día es una pero de noche se transforma y...
-¿Sale a combatir el crimen?- preguntó Eimi divertida
-Ehhhhh....no. Iba a decir "sale de fiesta a levantarse chicos"...pero lo del crimen suena mejor, ¿no?
-Bueno, es un poco más noble- dijo la pelirroja bajita con una seriedad fingida
-Annika, amiga, tus analogías y metáforas de la vida...me matan, realmente...

La mesa entera estalló a carcajadas.


--------------------------
Hasta ahi por ahora!! *-* (creo que me quedo un poquito largo, no los culpo si se aburren antes el final!! xD)

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
Gris
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1534
Edad : 27
Localización : Ya lo digo... un momento!!!
Escuela :
Fecha de inscripción : 26/12/2008

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Nioh Masaharu
Tu Prince or Princess: Fuji Syusuke

MensajeTema: Re: CAPITULO 4: CLARO/OSCURO   Jue Ago 19, 2010 8:10 pm

Hhahahaha me encantó este capítulo Hikaru me gusta muuucho *o*
Sobre todo por Eimi que se mete con el amigo de Hikaru... nunca pierde el tiempo!
Me gustó mucho las descripciones y todo es demasiado fashion haha xDD
Aaay el auto es genial y Yagyuu me encanta hahaha Nioh mas pero... todo esta genial!!
ESpero el siguiente capítulo!!!
Súbelo pronto Hika-chan que después se pone bueno!!
Nos vemos!

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
http://wonderful.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: CAPITULO 4: CLARO/OSCURO   

Volver arriba Ir abajo
 
CAPITULO 4: CLARO/OSCURO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» KUROSHITSUJI: El Mayordomo Oscuro
» Sony Vegas - Duda renderizado muy oscuro o muy claro :S
» DEBUSSY CLARO DE LUNA
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» Heraldos de la luz (avanze del primer capitulo)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics :: ORGULLO-
Cambiar a: