* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics
Wonderful Days Fics and Roll

* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics

Nuestro foro fue creado con la intención de subir nuestras historias de fantasía (Porque escribimos para leernos de vez en cuando) y divertirnos con los juegos de rol de este fantastico anime THE PRINCE OF TENNIS.
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 CAPITULO II

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Hikaru sama
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8124
Localización : Si te digo...no me creerías...
Escuela :
Fecha de inscripción : 03/02/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Inui Sadaharu/Momoshiro Takeshi
Tu Prince or Princess: Atobe Kaizen

MensajeTema: CAPITULO II   Miér Jun 03, 2009 2:22 am

Gracias por los post de animo! me alegre que a alguien le guste xD
En verdad, me gusta mucho esta historia, por la ambientacion que tiene mas que nada. Se que no es muy tradicional de POT, pero es un tipo de descripcion que me gusta seguir...
Aqui les traigo uno mas. Espero sea de su agrado ^.^

SEÑORES DEL DESIERTO


II


La noche había caído de manera abrupta como solía hacerlo en esas regiones desérticas. Hacía rato que la casa estaba en silencio con todos sus habitantes cobijados entre las sábanas. Nada se movía, ni adentro ni afuera. El silencio nocturno era quebrado esporádicamente por el sonido de algún grillo.

Entre los arbustos del jardín, una serie de sombras comenzaron a moverse inquietas, pero apenas perceptibles. Las sombras se materializaron en cuatros hombres fornidos, con ropajes amplios negros, propios de las tribus del desierto. Pantalones anchos y casaca anudada a la cintura. En el cinto llevaba cada uno un cuchillo curvo. Los rostros cubiertos por velos tan oscuros como el resto de la prendas.

Con sigilo sorprendente se internaron en la oscuridad, perdiéndose en el entorno. La puerta trasera del palacete, usualmente cerrada, hoy se encontraba abierta, señal que ella había cumplido su parte. Entraron al edificio, moviéndose más silenciosos que las sombras mismas. Cada uno sabía donde debía ir. Hasta ahora, la información brindada por la persona infiltrada era precisa y no tenía fallas.

Los cuatro se dirigieron a la planta alta por la escalera principal de mármol blanco. Allí un pasillo largo estaba sembrado de puertas, hacia ambos lados. Dos tomaron el camino de la izquierda y dos el de la derecha. Era evidente que sabían a donde iban…

*++*


La habitación estaba en penumbras. La luz de la luna se filtraba por los ventanales iluminando apenas lo necesario. En el centro, una cama con dosel cobijaba a una de las jóvenes, envuelta en las sábanas. El hombre entró con cautela, más silencioso que el silencio mismo. Sacó de entre los pliegues de la ropa, un pequeño frasquito y sin dudarlo volcó el contenido sobre un pañuelo.

Se aproximó hacia la cama y corrió suavemente el velo que protegía a su ocupante de los insectos del ambiente. Se tomo apenas unos segundos para su próximo movimiento. Con sumo cuidado corrió las sabanas dejando al descubierto la cabeza de la muchacha de cabellos cobrizos.

Eimi Kogawa sintió el movimiento a su alrededor y abrió los ojos lentamente. Cuando se enfrentó al par de ojos oscuros que quedaban al descubierto por encima del velo que cubría el rostro del hombre que tenía encima, abrió la boca para gritar en busca de ayuda. Ningún sonido logró escapar por su garganta, porque con un movimiento ágil, el hombre cubrió su boca con el pañuelo.

-Ni se te ocurra gritar, preciosa.

Los ojos de la muchacha se abrieron desmesuradamente y mediante un forcejeo intentó desprenderse del fuerte agarre. Paulatinamente, los movimientos se hicieron más débiles hasta que la muchacha quedó tendida de manera inerte, sumida en un sueño a causa del narcótico.
El hombre la levantó de la cama y, envolviéndola en la sábana que la cubría, se retiro del cuarto con la joven a cuestas.

*++*


El hombre entró a la habitación con el sigilo propio de la gente del desierto. El cuadro que encontró lo dejo un tanto desconcertado. En medio de la habitación, una cama inmensa protegía detrás de un velo traslúcido a una joven pelirroja, de belleza excepcional. Se encontraba ligeramente descubierta, dejando a la vista la piel de sus piernas largas y brazos tostados por el sol del desierto. La cabellera desparramada en la almohada, lanzaba reflejos cobrizos con los rayos de la luna.

Repitió el mismo ritual que su compañero y, extrayendo un frasquito volcó inmediatamente su contenido en el pañuelo que llevaba en la mano. Se acercó de manera cautelosa con el cuchillo entre sus dientes y, con la mano libre corrió el velo de la cama.

La joven al sentir el movimiento se levantó ágil como un resorte y se quedó mirando sorprendida al hombre que tenía parado al lado. Éste, también sorprendido, tardó unos segundos en reaccionar. No esperaba que la pelirroja tuviera el sueño tan ligero.

-¿Qué demonios…?- sin darle tiempo a articular una frase, el hombre saltó encima de la joven, impidiendo que se moviera con el peso de su cuerpo. Con la mano libre tomó el cuchillo y lo puso en la garganta de la muchacha.
-Una palabra más y te mueres.

Hikaru abrió grandes sus ojos y clavó sus esmeraldas llenas de miedo en la mirada oscura del hombre. Sintió como le tapaban la boca con un pañuelo que tenía un olor raro, ahogando cualquier intento de pedir ayuda. Intentó forcejear pero el hombre era visiblemente más fuerte que ella. Sintió como la fuerza abandonaba su cuerpo y como la invadía un sopor terrible.

Cuando dejó de moverse, el captor comenzó a envolverla para llevarla. El cuerpo de la joven se veía apetitoso en ese camisón de seda, pero debía controlar sus instintos carnales porque tenían órdenes estrictas de que las muchachas llegaran sin siquiera un raspón en el cuerpo. De lo contrario, los señores no dudarían un segundo en cortar su cabeza y dársela de comida a los chacales…

*++*


Natsumi creyó escuchar un sonido que provenía de la habitación de al lado y se levantó de la cama. Algo no estaba bien. Se sintió de pronto inquieta e insegura. Caminó unos pasos hacia la puerta, cuando vio que esta se abría para dejar pasar a un hombre alto, envuelto en ropajes negros. Su rostro no era visible, sólo un par de ojos verdes oscuros, que brillaban con los rayos de la luna. En su mano llevaba un cuchillo curvo y un pañuelo.

-¿Quién rayos eres tú?-preguntó de manera altanera y tranquila.

El hombre no contestó, desconcertado por encontrar a la joven fuera de la cama. Caminó hacia ella decidido y con un brillos de malicia en los ojos. Natsumi retrocedió, más por instinto que por miedo, hasta chocar con el borde de la cama. Ahí se quedó parada haciendo frente a su visitante nocturno. Su mirada gris era fría y orgullosa, y el cabello ondulado caía suelto sobre sus hombros desnudos.

Vio como el sujeto se aproximaba a ella con el cuchillo de manera amenazante.

-No te muevas, no hables, o será lo último que hagas en tu vida, princesita.
-No me estoy moviendo, idiota. ¿Qué quieres? Sea lo que sea, no lo conseguirás.

Un brillo en los ojos del hombre le indicó que el mismo reía debajo del velo que le cubría el rostro. De manera ágil sacó frasco de entre los pliegues de las ropas y volcó el contenido en un pañuelo.

El rostro pálido de la joven palideció aún más de ser posible, cuando comprendió completamente lo que ocurría. No obstante se quedó estática, al borde de la cama. El hombre terminó de acortar la distancia que los separaba y suavemente paseó el cuchillo por el cuello y los hombros desnudos de la joven. El frío del acero generó una serie de temblores en Natsumi.

-No me toques, salvaje.

Los ojos del hombre centellaron de ira y con violencia tapó la boca de la muchacha con el pañuelo impregnado del narcótico. Natsumi trató de sacárselo de encima, pero la fuerza era demasiada. Sintió la presión y el frío del acero en la espalda, a medida que las fuerzas y la conciencia abandonaban su cuerpo.

-Veamos si le ladras tanto a los señores, preciosa.

Rápidamente, envolvió a la joven en la sábana y abandonó la habitación en penumbras.

*++*


La puerta se abrió lentamente con un quejido leve. En el centro de la cama, la muchacha que dormía plácidamente, apenas se movió. El hombre se adentró en la habitación con la cautela propia de alguien que ha hecho eso muchas veces. La morocha se encontraba hecha un ovillo, envuelta completamente. Murmuraba alguna que otra palabra incoherente, como aquel que conversa en sueños.

Se repitió el mismo ritual que en las otras habitaciones. El contenido del frasquito volcado en el pañuelo, y, con el cuchillo entre los dientes, el hombre se aproximó a la cama. Intentó correr las sábanas para descubrir el rostro, pero la joven las tenía fuertemente aferradas. Tiró con más fuerza, logrando su cometido, pero, al mismo tiempo, despertando a la muchacha.

Annika cuando comprendió la situación, se levantó de manera violenta, logrando golpear a su captor, al tiempo que un grito salía de su garganta. Se paró en la cama dispuesta a correr, pero el hombre no le dio tiempo. Más ágil que ella, se abalanzó hacia ella, colocándola boca abajo.
Presa del miedo, comenzó a moverse de manera desenfrenada para liberarse, pero, lejos de hacerlo, sólo conseguía enfurecer más a su captor.

-Tranquila mocosa, no me obligues a cortarte el cuello.

Esta advertencia fue suficiente para que la joven se quedara quieta, sintiendo como su boca era tapada por una especie de tela o pañuelo con un olor espantoso. Los ojos se llenaron de lágrimas, al tiempo que las fuerzas la abandonan. Lo último que pasó por su mente antes que colapsara, fue una sombra de preocupación por sus amigas.

*++*


En silencio los cuatro hombres salieron de la casa con un bulto en el hombro cada uno. Afuera, los esperaban, ocultos entre la sobras de las callejuelas, dos hombres más y seis caballos de porte magnífico. El portón del palacete estaba abierto, permitiendo que salieran sin un mayor esfuerzo.

Cada uno acomodó como pudo a la joven que llevaba sobre la montura del caballo, para luego subirse, y así, perderse en la negrura de la noche. Desde la puerta de la casa, una mujer observaba todo parada en el marco de la puerta. Llevaba puesta ropa de viaje y a sus pies, descansaba un bolso de equipaje. Cuando los hombres se perdieron de la vista, sin ningún tipo de miramientos, tomó el bolso en su mano y, cerrando la puerta, se escabullo entre las calles pequeñas del poblado.

*++*



____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
kaidoh-kiddo
Estudiante V.I.P
Estudiante V.I.P
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 2394
Edad : 30
Escuela :
Fecha de inscripción : 11/03/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Kaoru Kaidoh
Tu Prince or Princess: Inui Sadaharu

MensajeTema: Re: CAPITULO II   Miér Jun 03, 2009 3:41 am

WIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII : D : D : D : D Ya casi me habia olvidado de lo impertinente de Natsumi XD!!!! Esos señores dan miedo TT^TT Aaaaaunqueeeee.... -Risa malvada-

Kamui: -con cara de pocos amigos- Aqui nadie va a robar a Sadaharu, quiero creer?!
Volver arriba Ir abajo
Izzy
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 780
Escuela :
Fecha de inscripción : 26/12/2008

MensajeTema: Re: CAPITULO II   Sáb Jun 13, 2009 7:01 am

Ya casi me había olvidado de esta historia -por qué será????? ¬¬ XD-.
Me encanta, aunque ya lo dije mil quinientas veces. Tenés que seguir!!

____________________________________________

Volver arriba Ir abajo
Gris
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1534
Edad : 27
Localización : Ya lo digo... un momento!!!
Escuela :
Fecha de inscripción : 26/12/2008

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Nioh Masaharu
Tu Prince or Princess: Fuji Syusuke

MensajeTema: Re: CAPITULO II   Miér Ago 04, 2010 3:23 am

Aaaay pensé que sí había posteado pero no... y solo me di cuenta cuando
pensé que habías subido algún capítulo nuevo...
Hikaru. sabes que me encanta esta historia asi que.....
SIGUELA O TE MANDAREMOS A VIOLAR!!!
LO JURO!!!
Publica los otros cap y sigue escribiendo la continuación!!!!

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
http://wonderful.forosactivos.net
Hikaru sama
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8124
Localización : Si te digo...no me creerías...
Escuela :
Fecha de inscripción : 03/02/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Inui Sadaharu/Momoshiro Takeshi
Tu Prince or Princess: Atobe Kaizen

MensajeTema: Re: CAPITULO II   Vie Ago 06, 2010 6:14 am

Ehhh...mandarme a violar? ¬¬ No es too much??!
Aunque si es Kaoru...mmmmmmmmmmmmm....

Prometo pronto subir mas!!
Gracias por leer!!!! >.<

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
Gris
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1534
Edad : 27
Localización : Ya lo digo... un momento!!!
Escuela :
Fecha de inscripción : 26/12/2008

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Nioh Masaharu
Tu Prince or Princess: Fuji Syusuke

MensajeTema: Re: CAPITULO II   Sáb Ago 07, 2010 2:17 am

Te mandaremos a violar por... por... por... Yuu... Hitouji Yuuji xDD

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
http://wonderful.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: CAPITULO II   

Volver arriba Ir abajo
 
CAPITULO II
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» Heraldos de la luz (avanze del primer capitulo)
» ESTADO REM ALTERADO- CAPITULO II
» x place capitulo 4
» Kimi ga nozumo Ein Capitulo 1 fandub Mexicano

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics :: SEÑORES DEL DESIERTO-
Cambiar a: