* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics
Wonderful Days Fics and Roll

* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics

Nuestro foro fue creado con la intención de subir nuestras historias de fantasía (Porque escribimos para leernos de vez en cuando) y divertirnos con los juegos de rol de este fantastico anime THE PRINCE OF TENNIS.
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 CAPITULO 3: LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Hikaru sama
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8124
Localización : Si te digo...no me creerías...
Escuela :
Fecha de inscripción : 03/02/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Inui Sadaharu/Momoshiro Takeshi
Tu Prince or Princess: Atobe Kaizen

MensajeTema: CAPITULO 3: LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD   Dom Mayo 24, 2009 8:38 pm

+3+

LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD



Se levantó de la cama obligándose a retirar todos esos recuerdos de su mente, al menos por ahora. Se dirigió al teléfono en su mesa de luz y marcó un número de memoria, casi de manera automática. Al otro lado de la línea se escuchó una sexy voz masculina, con algo de ruido de fondo.

-"¿Si? ¿Diga?"

-¿Si? ¿Diga? ¿Esa es manera de tratar a tu futura esposa, Aki chan?
-"Hikaru, preciosa. Que sorpresa"- se escuchó el ruido de algo estrellándose contra el suelo- "Oigan, más cuidado con eso"- el grito de Akira casi la deja sorda- "Lo siento, hermosa. ¿Cómo está la pelirroja más sexy de Japón?"

Hikaru sonrió de lado. ¿Por qué todos sus amigos eran unos lanzados?

-Bastante mejor. Extrañándote...
-"Eso es mentira. Me tienes olvidado y abandonado, como un viejo descartable"

Nuevamente golpes sordos y el sonido de algo rompiéndose taparon la conversación. Los gritos del chico nuevamente amenazaron con perforarle el tímpano.

-Oye, Akira, te llamo más tarde...pareces ocupado, no quiero molestar…
-"Tú nunca me molestas, Karu chan. Es sólo que están entrando una mercadería al negocio y cuando la gente es descuidada, las cosas se rompen"
-Descuéntaselo del salario- dijo ella divertida
-"Eres más despiadada que yo. ¿Seguro que no quieres trabajo administrando mi local?"
-Sólo si me dejas estar detrás de la barra.

Hikaru se tiró nuevamente sobre la cama, más relajada y con una sonrisa en el rostro. Ya le era costumbre ponerse de buen humor cuando hablaba con Akira. A veces solía llamarlo, sólo por hablar, cuando estaba deprimida, sabiendo que terminaría sintiéndose mejor.

-"Olvídalo. ¿Para qué te acosen todos los chicos del lugar? Además, te tomarías todo lo que tengo...no me conviene"
-Gracias por lo que me toca, Aki chan. Yo también te amo...
-"Eso ya lo sé. Dime ¿cómo va la nueva escuela? ¿O ya estás en la Universidad?"
-No, idiota. En la escuela. Recuerda que soy menor...
-"Lo sé, ¿por qué crees que aún no te he corrompido?"

Una risa franca y grave se escuchó del otro lado de la línea. Hikaru sonrió con todo el rostro.

-Porque no me dejo, por eso. Si fuera por ti...
-“Si por mi fuera, te tengo en la cama todos los días, Hikaru, así amanecemos juntos”

Eran graciosos los cambios del chico en cuanto a su nombre. La mayoría del tiempo, ella era “Karu chan”, en un tono cuasi fraternal. Pero no dudaba cada tanto de molestarla con un sexy “Hikaru”, haciendo que ella realmente se lamentara de sus inclinaciones sexuales.

-Si no fuera porque lo dices tú, lo tomaría como algo romántico…- Hikaru rió con ganas.
-"Bueno, bueno. Más respeto por tus mayores. Ahora deja de hacerte la tonta y dime. ¿Qué tal el cambio?"
-Mmmm...bien. Mejor de lo que pensaba. Las clases no parecen presentar dificultad. Y estoy en el mismo curso que una amiga, así que puede decirse que estoy bien...aunque extraño, ¿sabes?
-"Me imagino. Pero ya verás como todo sale bien, Karu chan"
-Lo sé-suspiró suavemente antes de seguir- Akira, ¿qué te parece si te voy a visitar hoy a la noche?
-"¿En día de escuela? ¿No te estarás convirtiendo en una rebelde sin causa, no? ¿No deberías quedarte en casa haciendo la tarea?"
- Yo sí tengo una causa, y la tarea ya la hice en el recreo, "papi".
-"Bien, en ese caso, te espero con los brazos abiertos. Ponte algo sexy para mí"
-Pervertido...¿tu novio no te dice nada que andes coqueteando con una dama?
-"Mi novio no es tan "novio" como para decir algo. Además, si quiero verte sexy, es mi derecho de amigo y sempai"
-No inventes. Estoy segura que ese derecho no está en la constitución, ni en el código civil.

Del otro lado se escuchó una carcajada estruendosa.

-"Está bien, me descubriste. Bueno amor, tengo que dejarte. ¿Te espero entonces?"
-Sí, voy con unos amigos, ¿no importa?
-"Depende, ¿son lindos?"
-Bueno, una de ellas es mi amiga. Los otros dos son lindos, ya lo creo. Pero no sé si son tu estilo. Tal vez Nioh kun...
-"Pero recuerda que me adapto como buen ser humano. Sino uno no sobrevive".
-Te los llevo y ves. Pero recuerda que soy celosa. Ah, también le voy a decir a Ryuuji, si puede.
-"Ese si me interesa"- Hikaru casi pudo imaginar la mirada de depredador de sabana africana de Akira
-Olvídalo. Ryu chan no se toca.
-"TODO se toca, preciosa. Sólo hay que esperar el momento adecuado"
-Eres un psicópata. No sé cómo te tengo de amigo- Hikaru a duras penas contenía la risa.
-"Porque me amas. Bueno, ya te dejo antes que destruyan todo. Me mandas después los nombres por el celular y yo los anoto en la lista de pases V.I.P."
-Ves que cuando quieres eres adorable...

La pelirroja cortó la comunicación con la sonrisa en los labios. Adoraba a Akira. Lo había conocido el año pasado cuando logró pasar al bar que le pertenecía aún siendo menor. Esa vez, por esas casualidades de la vida, Akira estaba atendiendo la barra y no dudo en confrontar a una sexy Hikaru, negándole el margarita que pedía. Para el chico, mayor que ella, fue evidente el estado de menor de edad de la muchacha.

Pero le cayó demasiado bien por su perseverancia e ingenio. Terminó invitándola él al salón V.I.P., donde mantuvieron la charla más interesante que Hikaru recordara jamás. Ella quedó cuasi enamorada del castaño de ojos miel, y, si bien intercambiaron, además de números telefónicos, algún que otro beso ardiente, fue claro para Hikaru que los intereses sexuales del chico iban para el "mismo" lado que los de ella. Es decir, para el lado de los hombres.

Sin embargo, congeniaron inmediatamente y su relación paso a una amistad con ciertos rasgos de amorío platónico. Ella sencillamente lo adoraba. Y él la trataba combinando sentimientos paternalistas, con los de un novio y/o amigo celoso. "Debe ser patológico" pensó Hikaru mientras la imagen de su amigo Ryuuji se le venía a la mente.

Decidió levantarse de la cama y darse una ducha antes de llamar a Gris para los últimos detalles. Más tarde llamaría a Ryuji para invitarlo. No creía que tuviera planes para hoy, y la perspectiva de un bar, tragos y "levantes" era algo de lo que su amigo nunca se privaba.


*++*



-Eres la única persona que conozco que llega a tiempo a un encuentro...-Hikaru miró su reloj pulsera y luego al chico nuevamente- Peor aún...temprano. ¿No sabes que una dama siempre tarda en arreglarse?
-Cuando vea una lo tendré en cuenta.

El morocho que estaba parado frente a la puerta del departamento de Hikaru, sólo se podía describir con una palabra. "SEXY". Terrible e increíblemente sexy. Sus ojos, particularmente grises hoy, destilaban confianza y encanto. El cabello oscuro algo intencionalmente desprolijo, moderno y casual. Le sonrió a la pelirroja con todo el rostro, y a ella se le vino a la mente una versión más joven de Hugh Jackman. Sensual y letal.

-Eres un grosero, Ryuuji- lo miró ella con los brazos cruzados
-Lo sé, pero así me amas- el chico entró al departamento con paso firme y sin dudarlo, rodeó a la pelirroja entre sus brazos y hundió su rostro en la curvatura del cuello de ella, mordiéndola en un beso sorpresivo.
-No hagas eso...torpe
-Sólo cumplo órdenes-dijo sin soltarla- Tu amiga Tezumi me dijo "no te olvides de darle un beso a Hikaru de nuestra parte cuando la veas". Y yo escucho y obedezco. Ese es el beso del equipo femenino de Seigaku.

Finalmente la soltó pero sólo para alzarla en sus brazos. La llevo a cuestas por el living y se encaminó hacia la habitación.

-¿Qué haces?
-Es que me falta el beso que te mando el equipo masculino...no iba ser igual que el de las chicas....- la miró con cara inocente

Hikaru no pudo aguantar la risa ante semejante salida.

-Ya suelta que me arrugas la ropa...
-Bahh...¿ves como eres? le quitas toda la diversión...-la dejó nuevamente en el suelo para luego mirarla seriamente- ¿Piensas ir con eso?
-¿Qué tiene?- dijo ella mirándose el atuendo
- Es muy corta- dijo Ryuuiji señalando su falda- Y tus piernas se lucen demasiado. Voy a tener que estar como florero a tu lado cuidándote de las manos de pervertidos...y no era la idea, amiga.
-No seas exagerado. Yo me cuido solita. Además, estarán los chicos y Grissu chan.
-Ahh...tus nuevos compañeritos.- soltó el morocho algo fastidiado
-¿Celoso?- le pregunto de manera provocativa
-Siempre. ¿Así que vendrá tu amiga Gris?- quedándose pensativo- Interesante...¿crees que algún día me dé calce la chica?
-No, no lo hará. Eres demasiado liberal para ella- se mofó Hikaru
-¿Eso lo dices tú o lo dice ella?- el morocho esbozó una sonrisa mientras se dejaba caer en uno de los sillones del living
-Es lo mismo. La conozco demasiado…
-Soy un incomprendido…- dijo poniendo cara de desauseado
-Pero es parte de tu encanto- ella le sonrió sentándose a su lado- Yo te quiero así como eres.
-¿Y eso para que me sirve?- continuó con su postura de víctima de novela dramática
- Serás idiota…- Hikaru le dio un golpe amistoso en el hombro- Yo que te adoro y me tratas así…

Ryuji rió con ganas, recostando el peso de su cuerpo en el respaldo del sillón

-¿Qué haría sin ti, Hikaru…?
-Tu vida sería aburrida y miserable- le dijo en el mismo tono burlón que usó él.

Al chico no le quedó otra que reír ante semejante salida. Se incorporó rápidamente mirando a la pelirroja de manera fija.

-¿Cómo te encuentras?

Le preguntó de pronto, fiel a su estilo, sin anestesia.

-¿A qué viene esa pregunta tan repentina?
-No esquives el tema, Hikaru, dime la verdad- se acercó a su rostro a milímetros de distancia- Sabes que no puedes mentirme...
-Lo sé, Ryuuji, y nunca lo hago- suspiró largamente antes de seguir- Bastante bien, creo. Aunque es todo un poco raro aún...me siento un poco perdida...¿Cómo están todos?
-¿Todos? ¿O tu Kaoru chan?
-Ya no es más mío, Ryuuji. Lo sabes...No ¿cómo están todos?
-Hikaru, yo creo que Kaidoh siempre será tuyo...no creo que el chico se rinda tan fácil.
-Espero que sí...sino no podré decirle que no otra vez...no sabes lo difícil que fue, Ryu. Nunca me sentí tan miserable y basura- no pudo evitar respirar con dificultad por la angustia
-Ey, ey...tranquila- el morocho la abrazó con ternura- ya pasó...no te preocupes, Hikaru.

Inmediatamente se sintió reconfortada. Una sonrisa tenue se dibujo en sus labios cuando escuchó su nombre en los labios de Ryuji. Le encantaba su forma de llamarla. Tan sensual como todo él. "Hikaru"...apenas pronunciando la última sílaba en un suspiro. Era como un bálsamo reconfortante.


-¿Por qué no terminas de arreglarte así vamos a buscar a tus amigos?- le dijo aún acunándola en sus brazos
-Bien, lo haré- lo miró a los ojos fijamente y frunció el ceño- Hoy no fue tu mejor día.

Ryuuji se sorprendió un poco. La pelirroja no había hecho una pregunta.

-Define "mejor día"...
-Mmmm...
-Bueno, confieso...¿cómo lo sabes? Yo sabía que eras bruja...¿pero adivina?

Ella se levantó sin decir nada y caminó unos pasos hacia la cocina.

-Voy por una cerveza ¿quieres?- Ryuuji asintió. Ya de espaldas, Hikaru agregó- Tus ojos...hoy están grises...bastante...siempre están de ese color cuando estás triste...
-Veo que no puedo esconderte nada...
-Yo no puedo mentirte, tú no puedes mentirme...es la desgracia de conocernos demasiado, Ryu- dijo Hikaru alcanzándole un porrón de cerveza. Se sentó en sus piernas y lo abrazó por detrás del cuello, mirándolo de manera desafiante- Ahora me dices todo.

El chico sonrió ante la presión psicológica que ejercía su amiga y tomó un trago de la cerveza antes de seguir.

-Si me lo pides así, no puedo decirte que no...Igual es una idiotez...no vale la pena gastar saliva en eso...
-¡Dime!- lo amenazó con tirarle la cerveza de ella en la cabeza
-Pero en verdad no es na..
-¡DIME! o lo llamo a Inui para que vea tu colección privada de sus retratos- dijo de manera maliciosa

En un movimiento rápido, Ryuuji se deshizo de ambos porrones de cerveza y tiró a Hikaru contra el sillón, poniéndose encima de ella, sujetándola de las muñecas. Hikaru se lo esperaba y comenzó a reírse.

-No te conviene amenazarme, Hikaru. Sabes que terminarás mal.
-No me asustas...¡DIMEEE!- la pelirroja no dejaba de sonreír, especialmente cuando vio cierto sonrojo leve en las mejillas de su amigo.
-Bruja desconsiderada....- la soltó suavemente y recuperó ambas botellitas- Bien, ya que estamos- suspiró antes de continuar- Hoy estuve paseando por las canchas de tenis de Saint Rudolph. Estaba buscando nuevos rostros para dibujar...
-¿Y elegiste a los niñitos de Saint Rudolph?-ante la mirada de Ryuuji, Hikaru se disculpó- lo siento, sigue.
-Estaba el grupo de titulares entrenando, y me interesaron las líneas del rostro del mánager del grupo.
-Mmmmm...
-Para hacerla corta, me gustó como me quedo el retrato. Me pareció que había logrado capturar las expresiones del chico, incluso creí poder expresar parte de sus pensamientos...ya sabes lo idiota que soy cuando el artista se apodera de mí. Sentí la necesidad de regalárselo. Por supuesto, él lo aceptó de manera amable. Fui a comprarme algo para tomar, y antes de irme quise pasar por las canchas para saludar al grupo. Cuando llegue no había nadie...y en el suelo, estaba el dibujo que le regale...

Hikaru se quedó rígida de la bronca. Muda. No podía articular palabra.

-Ya es. Es una estupidez...por supuesto que nadie va a aceptar un dibujo de al..
-¿¿¡¡Pero eres torpe!!??- ella se levantó de golpe
-¿Qué...?
-¡¡Ese Mizuki es un idiota!! ¡¡No le interesa ni la madre!! Es un desamorado...un imbécil...es capaz de vender a la hermanita menor para obtener información de alguien...Claro que le iba a importar un comino tu dibujo…Jamás podría apreciar algo tan dulce como lo que haces...donde quiera que se aloje el sentimiento, o la capacidad de sentir…bueno…¡ese no lo tiene!

Ryuuji la miró sorprendido. Hikaru respiraba con dificutad y el pecho subía y bajaba agitado.

-Te prohíbo...te prohíbo que te deprimas por ese idiota. ¡Es una orden!

Volvió a sentarse en las piernas del chico y apoyó su frente en la de él, en un gesto sumamente cariñoso.

-Olvídate de la gente imbécil...quédate con los que sabemos apreciar todo lo bueno que tienes, Ryu.
-Hikaru...¿eso incluye desligarme de mi familia?
-¿Siguen molestándote?
-No molestan...no preguntan...nada...ese es el problema. Yo creo que si me muero, van a tardar al menos una semana en notarlo.
-Mmmmmm...- Hikaru lo miró pensativa
-¿Qué? ¿Qué sucede?
-¿Por qué no te mudas conmigo?-ante la cara de asombro del chico, se apresuró a aclarar- No te emociones, no es una propuesta indecente al mejor estilo Robert Redford. Sólo qué...no estás cómodo en tu casa, yo estoy sola y me aburro como hongo...tengo cuartos que sobran...tal vez...no sea mala idea...piénsalo.
-¿Y podré meterme en tu cama cuando tenga pesadillas?
-No. Sin derechos especiales ni tratos extras- sonrió con picardía
-¿Ves como eres? Le sacas toda la diversión- suspirando con falsa resignación- Lo pensaré. Gracias...

*++*



____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
Hikaru sama
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8124
Localización : Si te digo...no me creerías...
Escuela :
Fecha de inscripción : 03/02/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Inui Sadaharu/Momoshiro Takeshi
Tu Prince or Princess: Atobe Kaizen

MensajeTema: Re: CAPITULO 3: LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD   Dom Mayo 24, 2009 8:39 pm

*++*




Las calles de Tokyo a esa hora estaban congestionadas con varios conductores impacientes. La pelirroja que conducía el Lexus plateado tamborileaba impaciente sus dedos sobre el volante.

-Ya cálmate, Hikaru- a su lado Ryuuji miraba divertido las distintas expresiones del rostro de su amiga.
-Odio...odio...odio el tránsito- se sujetó al volante con ambas manos ejerciendo tanta presión que sus nudillos se volvieron blancos- y no quiero llegar tarde. Grissu chan ya me debe estar esperando.
-Es tu culpa por cambiarte de ropa a último momento- dijo el morocho mirado por la ventanilla
-No, querido, es tu culpa por decirme que la pollera era demasiado corta y bla, bla, bla...tuve que cambiarla.
-Claro, porque ese pantaloncito que te pusiste te cubre mucho...te digo que no deja nada a la imaginación, además de que te marca demasiado el trasero y tus piernas lucen muy largas.

Sin duda así era. La pelirroja había elegido para la ocasión, la segunda opción en verdad, un short corto, cortísimo, de seda negro, con una blusa tipo strapless, negra con un brillo tornasolado violeta. Para los pies había optado por unas sandalias violetas oscuras de taco muy alto y varios lazos que parecían imposibles de atar. El atuendo se completaba con un tapado negro largo que contrastaba de manera intencional contra lo corto del short. El efecto logrado era un cuerpo estilizado y piernas largas, casi infinitas.

Hikaru sonrió sin mirarlo. Puso el cambio en un movimiento rápido. El tránsito avanzaba.

-Pero esa es la idea, Ryu- lentamente llegaron cerca de una salida y la pelirroja volanteó para salir de esa maraña de autos- ¡vámonos de aquí! Tomare las calles internas, a la mierda con la autopista...

El Lexus salió rápidamente de la fila de vehículos y entre bocinazos, se hizo lugar para tomar la bajada próxima.

-Si llegamos sin que nos mates, te lo agradecería, Hikaru- Ryuuji la miró aferrado a su asiento
-No exageres, está todo fríamente calculado- la muchacha sonrió de costado y aceleró para salir de allí.

En menos de lo que quisieran darse cuenta, estaban frente a la casona lujosa donde su amiga Gris vivía. Aparcó frente a la entrada y tocó bocina antes de bajar. Recargó el peso de su cuerpo sobre el costado del auto y cruzó sus piernas, lista para esperar. Gris no bajaría en seguida, la conocía. Ryuuji bajo y se acomodó a su lado.

Hikaru lo miró de reojo. El chico vestía casual, pero no dejaba de estar atractivo a la vista. El jean color claro, algo gastado resaltaba a la perfección a sus piernas largas. La camisa, negra, se ajustaba a un torso bien formado y trabajado, del cual se veía algo a través de los primeros botones superiores desabrochados. La corbata suelta, de un gris plomizo, daba un toque personal al conjunto.

Unos minutos más tarde, una morocha despampanante bajo las escaleras de la entrada, escoltada por dos caballeros que, al criterio de Hikaru, estaba uno mejor que el otro, sin poder decidir quién iba primero.

-Hasta que decides llegar, bruja- Gris lucía un hermoso vestido a la rodilla de corte asimétrico color verde. Uno de sus brazos estaba cubierto por una manga larga y el otro quedaba al descubierto.
-Perdón por la tardanza, pero el tránsito era la muerte...
-Vaya, vaya, menuda carrocería...-sentenció Nioh cuando se acercaron a la pelirroja. Gris iba a darle un golpe por grosero pero se dio cuenta que realmente se refería al auto y no a su amiga.
-Gracias- asintió al pelirroja, saludando con la mano al chico- es un...trofeo de guerra.

Nioh miró al coche de arriba abajo, alucinado.

-¿Puedo conducirlo?- preguntó sin apartar los ojos del vehículo
-Por supuesto que no. Nadie más que yo le pone la mano encima mi bebe

La vista de Nioh saltó de los neumáticos a las piernas de la chica, pasando por sus caderas, subiendo hasta llegar a su rostro. El peliplateado sonrió con picardía, pasando uno de sus brazos encima de los hombros de Hikaru.

-¿Y puedo poner mis manos encima de la dueña de semejante carrocería?- preguntó de manera provocativa, con evidente doble sentido.
-No, no puedes- se apresuró a decir Gris algo molesta- no te pases, baka.
-Eres un grosero, Masahru- sentenció Hiroshi mirando serio al chico
-Tú de envidia porque no la viste antes, Yagyuu. No seas mala, Gris- mirando a la pelirroja sin soltarla- ¿seguro que es la misma nerd de esta mañana?
-La misma que vista y calza- Hikaru le guiño un ojo divertida- déjenme presentarles a alguien.

Se desprendió del brazo de Nioh y tomo a Ryuuji de la mano, que había permanecido apartado del grupo, riéndose por lo bajo.

-Chicos, el es Ryuuji. Mi amigo del alma y compañero de Seigaku. Ryuuji, ellos son mis nuevos compañeros, Nioh kun y Yagyuu kun. A Gris ya la conocías...
-Es un gusto, chicos- saludó cortésmente y luego se acercó seductoramente a la morocha, tomando su mano y besándola cual caballero- Grissu chan, es un placer volver a verte ¿crees que hoy tendré oportunidad contigo o me rechazarás como siempre?

Hikaru revoleó los ojos ante la salida de su amigo. Gris sonrió antes de responder.

-Eres insistente, niño. Ya te dije, soy una persona que sigue una línea de conducta. Me mantendré así.
-Te lo dije Ryu chan...pero nunca escuchas.
-No es que no te escuche, Hikaru. Pero no me culpes por intentarlo- le guiño un ojo a su amiga.
-Eres incurable...bueno ¿vamos? Los que vayan atrás deberán apretarse un poquito, no es demasiado espacioso...
-Gris puede ir sobre mis piernas si quiere- ofreció Ryuuji con cara de buen samaritano
-¿Puedo golpearlo, Hika chan? Dime que me dejas...- dijo la morocha mirando al chico de reojo
-Bueno...pero sólo si se pone muy pesado- rio Hikaru antes de abrir la puerta del conductor y subirse al auto.

Gris estaba por subir al auto cuando de reojo vio al caballero de la Rikkai mirar de manera disimulada el trasero de su amiga. Se detuvo dejando entrar primero a Nioh y confrontó al chico de lentes.

-¿Tú también estabas apreciando la “carrocería”, Hiroshi?

El chico ajustó sus lentes y le sonrió.

-¿Acaso puedes culparme por advertirlo? Al menos no me le tiro encima como el pervertido de Nioh
-Claro que no lo haces, porque eres un caballero...
-Así es, pero no me sentencies por intentar algo durante la noche, Gris Ootori. Soy caballero pero no soy ciego. La chica es interesante...parece una presa digna de un depredador experto.
-No te sentenciaré- lo miró serio- puedes hacer lo que quieras si ella te lo permite, pero recuerda, Hika chan es especial. No la subestimes. Tal vez sea ella la que te coma a ti, Hiroshi- luego le dijo por lo bajo- recuerda, ella tenía a la serpiente de Seigaku comiendo de su mano- Yagyuu la miró sorprendido- Así es...ella y Kaidoh...
-Vaya....
-Por eso, sólo tenlo en mente- y antes de meterse al auto agregó- y si la lastimas, te castro.
-Oigan, ¿tienen para mucho?- Hikaru sacó la cabeza por la ventanilla- si quieren los dejamos aquí
-Ya estamos, bella dama, lamento la demora.

El comentario del chico logró sacar un sonrojo del rostro de la pelirroja.

*++*


____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
kaidoh-kiddo
Estudiante V.I.P
Estudiante V.I.P
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 2394
Edad : 30
Escuela :
Fecha de inscripción : 11/03/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Kaoru Kaidoh
Tu Prince or Princess: Inui Sadaharu

MensajeTema: Re: CAPITULO 3: LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD   Dom Mayo 24, 2009 9:21 pm

Ryyyyyyyyuuuuuu : D : D : D Estaba esperando la aparición de nuestro hijo XDDD Quiero ese auto... y a Akira... Posiblemente en alguna combinación sexy de ambos XDDD

Kamui: .... como es eso de la colección de retratos de MI Sadaharu?!
Volver arriba Ir abajo
Gris
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1534
Edad : 27
Localización : Ya lo digo... un momento!!!
Escuela :
Fecha de inscripción : 26/12/2008

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Nioh Masaharu
Tu Prince or Princess: Fuji Syusuke

MensajeTema: Re: CAPITULO 3: LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD   Jue Mayo 28, 2009 1:10 am

Hahahhahahhaha xDDDD
Que buena!!!! Hahahhaha xDD
Ese Nioh nunca cambia!!! Jamás!!
Quiere mas golpe!!! hahahha xDDD
Aayy Hika-chan!! Ryuu *o* se ve bien!!
Yo quiero, yo quiero más cap pronto!!!!
Bueno... como ya sabes... me encanta
la historia, la descripción... todo, todo, todo!!!
Dale, sube más cap... pronto!!!!!!
No nos dejes en ascuas...
Nos vemos y pórtese mal!!!!

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
http://wonderful.forosactivos.net
Gris
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1534
Edad : 27
Localización : Ya lo digo... un momento!!!
Escuela :
Fecha de inscripción : 26/12/2008

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Nioh Masaharu
Tu Prince or Princess: Fuji Syusuke

MensajeTema: Re: CAPITULO 3: LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD   Miér Ago 04, 2010 2:19 am

Sube mas capítulos!!!!!!!!!!!!!
Hika-chan o sigas el ejemplo de Izzy!!!!!!!!!

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
http://wonderful.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: CAPITULO 3: LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD   

Volver arriba Ir abajo
 
CAPITULO 3: LA DULCEMENTE TRISTE REALIDAD
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Lo bello y lo triste - Yasunari Kawabata
» mito o realidad
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» la triste comedia cotidiana...
» Heraldos de la luz (avanze del primer capitulo)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics :: ORGULLO-
Cambiar a: