* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics
Wonderful Days Fics and Roll

* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics

Nuestro foro fue creado con la intención de subir nuestras historias de fantasía (Porque escribimos para leernos de vez en cuando) y divertirnos con los juegos de rol de este fantastico anime THE PRINCE OF TENNIS.
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 CAPITULO 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Hikaru sama
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8124
Localización : Si te digo...no me creerías...
Escuela :
Fecha de inscripción : 03/02/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Inui Sadaharu/Momoshiro Takeshi
Tu Prince or Princess: Atobe Kaizen

MensajeTema: CAPITULO 1   Dom Abr 19, 2009 12:17 am

Le quiero dedicar esta historia a mi nee chan, que siempre me tolera con mis locuras y lee sin falta cada una de mis ridiculas historias. Gracias sis por tu apoyo!!! ^^


SEÑORES DEL DESIERTO

I



El abrasante calor del sol castigaba la tierra duramente, sin piedad alguna. El polvo, fiel reflejo de la ausencia del respiro del agua sobre la superficie, flotaba en el aire, arrastrado de un lado a otro por la brisa caliente. Se posaba sobre todo lo que tocaba, tratando por igual a casas, plantas, animales o humanos. Se colaba en la garganta haciendo difícil respirar; en los ojos, cegando la visión de esa tierra desolada.

Por las noches, cuando el astro dorado dejaba de azotar con su furia, el frío salvaje se adueñaba de todo. El cambio brusco de temperatura no perdonaba a nadie ni a nada que fuera sorprendido por la oscuridad de la noche sin refugio alguno.

Esas eran las leyes del desierto. Leyes de la tierra sin hombres. Tierra de nadie, abandonada y dejada de lado por los clamores de la civilización en cumbre. De espaldas y a las sombras de un mundo moderno, el reino de las arenas veía pasar el tiempo de manera pausada, casi imperceptible.

Pero a pesar de la austeridad y rudeza del paisaje, la vida seguía su curso en esos páramos alejados de todo. Poblados pobres, con algún que otro oasis de vegetación y sombra, donde las casas de adobe se mezclaban con algún que otro palacete, vestigio olvidado de la aristocracia colonizadora. Representan casi una burla con sus paredes blancas e impolutas, con su aroma a jazmín y brisa fresca.

Aristócratas pasados de moda convivían en una realidad pomposa, con la miseria de la gente, castigada por una vida dura de privaciones.

Y por supuesto, lejos de todos, estaban ellos. Los jefes de las tribus beduinas. Hombres nómadas de tierras agrestes y salvajes. Nacidos del viento y del aliento cálido de la tierra. Los Señores del Desierto…

*++*


La brisa se antojaba fresca debajo de los nogales y palmeras que adornaban el patio del antiguo palacete de principios de siglo. A esa hora de la tarde, inclusive, era el único lugar donde poder pasar un rato agradable en ese infierno de lugar. El calor se hacía más tolerable y menos asfixiante, y la vida, menos miserable.

Abandonadas a su suerte, lejos de cualquier vestigio civilizado de sociedad, se sentían las cuatros jóvenes que descansaban ociosas a las sombra de los árboles. Combatían la sequedad del aire con una jarra fresca de té helado y un poco de hielo, más valioso que el oro en polvo.

-No puedo creer lo aburrida que me siento- la baronesa Eimi Kogawa se abanicaba de manera parsimoniosa mientras bebía un sorbo de su vaso- No hay nada interesante para hacer.
-La diversión no va a llegar a ti, mi querida Eimi- la duquesa Annika Ootori se recostaba en su reposera, poniendo en su boca un dátil fresco- debes salir a buscarla.
-¿Y en donde se supone que puedo encontrarla, querida?- la pelirroja de baja estatura clavó sus ojos oscuros en la joven que tenía al lado- salir de la protección de la sombra significa la muerte en esta tierra miserable.
-Pensemos en algo para hacer a la noche, algún lugar interesante a donde ir-propuso una joven de ondulada cabellera negra y oscura, con ojos grises, casi traslúcidos. Su mirada era fresca e inteligente y su aparente dulce sonrisa ocultaba con frecuencia el doble sentido de sus palabras y el trasfondo oscuro de sus pensamientos. Una persona “peligrosa”, dirían en su momento sus amigas.
-Natsumi, querida, no hay nada para hacer- repuso Eimi con hastío- créeme que lo he pensado todo.
-Todo lo convencional, tal vez- su sonrisa inocente adoptó un matiz algo maquiavélico, más propio de su personalidad- Yo conozco algunos lugares entretenidos para visitar.
-Sabes muy bien que no te acompañaremos a esos antros de mala muerte- Eimi Kogawa era bastante categórica en ese punto- Y para ser sincera, tú tampoco debería ir. No es bien visto, lo sabes.
-Lo sé, pero francamente no me importa- Lady Natsumi Hitokiri sonaba sinceramente despreocupada y cínica en lo referente a asuntos de esa índole. De familia bien posicionada, su antecedente de cuna noble era bastante reciente, por lo cual carecía de los prejuicios rígidos de las señoritas de la antigua nobleza. Era algo que agradecía, pero al mismo tiempo solía traerle algunos problemas y diferencias entre sus amigas.

No es que fuera una paria social, pero su categoría de “nuevo rico” o “nuevo noble” le traía más de un dolor de cabeza.

-Pues debería preocuparte, querida. Si quieres realmente pertenecer a un núcleo social prestigioso, debes prestar atención a esas cosas-Eimi hablaba en tono pausado mirando el estado de sus uñas impecables- Se que no estás del todo habituada a nuestras costumbres, pero debes esforzarte por comportarte de la manera adecuada.

Los ojos grises de Natsumi brillaron de ira. No era la primera vez que la estirada baronesa Kogawa se refería a ella de esa manera. Había días en que realmente la detestaba.

-Te preocupas demasiado por el qué dirán, querida Eimi- el sarcasmo ahora era más que evidente en su voz, pero la sonrisa no había abandonado su rostro- Debes relajarte o te arrugarás demasiado joven.
-Natsumi, se que te esfuerzas por permanecer al margen y diferenciarte del resto, pero recuerda querida, que a pesar de ser de diferentes orígenes, estamos todas en el mismo bote. Olvidadas en este agujero fétido del infierno.

El silencio envolvió el ambiente de manera tensa, pesado y soporífero. No era novedad la tensión que existía entre esas dos muchachas.

-No entiendo el por qué nuestros padres se empeñan en mantenernos en esta tierra de nadie- Annika acomodó su amplia pollera para evitar que se arrugara y corrigió la posición de su capelina para que el reflejo del sol no le dañara el pálido rostro del que estaba orgullosa.
-Fácil. Somos para ellos simples mercancías intercambiables. Trofeos para disputar por el mejor postor para incrementar sus fortunas y, si es posible, elevar el estatus social de la familia- Lady Natsumi había aprendido desde muy temprana edad su función como mujer joven de la familia.

Lo había asimilado desde su tierna infancia, y conocía demasiado de política y economía como para saber lo que representaba. Era el mundo al que ahora pertenecía, al que ya odiaba. Para ella, el dinero y el poder sólo representaban una herramienta más para hacer las cosas como ella consideraba que debían hacerse.
-Aparentemente esta tierra está funcionando como un imán para aristócratas y señores ricos e importantes a causa de las posibilidades y facilidades de comercio y disponibilidad de tierras. Todos, lores, duques, barones, hasta príncipes, buscan invertir parte de su fortuna en un pedazo de este infierno- Eimi Kogawa, hija del imperio Kogawa, conocía a la perfección el cómo y el porqué del manejo de las fortunas familiares- Y nuestros “papis” quieren que seamos el anzuelo que atrape a algunos de esos peces gordos, que llegan con mayor frecuencia todos los días.
-Pero son todos viejos aburridos- reprochó Annika visiblemente molesta- No quiero caer en las manos de algún viejo pervertido, por mas fortuna que posea.
-Lo siento querida, pero eso no es algo que tú puedas decidir.
-Por supuesto que puedo hacerlo. No me casaré con alguien que no quiera.

Aunque a veces sonara ligeramente infantil, Annika Ootori no era ninguna tonta. Tenía muy en claro, como todas las presentes, como se manejaban los hilos de la sociedad actual. Sus arranques de rebeldía era a lo que a veces recurría para sentirse más viva, y no un mero objeto decorativo. Su destino estaba sellado desde antes que naciera, era consciente de ello, pero le costaba hacerse a la idea.

La otra pelirroja que hasta el momento había permanecido callada, levantó la vista del libro que atrapaba su atención, con la serenidad impresa en el rostro. Su hablar fue pausado, con un dejo leve de madurez en el tono.

-Eres demasiado inocente, amiga mía- la condesa Hikaru Fujiwara la miró con cierta ternura. Sus ojos verdes intensos se clavaron en los cafés de Annika. Las otras señoritas tuvieron que esforzarse para no reírse- Te casarás con quien decida tu padre, como el resto de nosotras. Y ahora cállense de una vez que no puedo continuar con mi lectura.

La pelirroja volvió a concentrarse en las líneas de la novela que leía. Annika, ignorando la advertencia, continuó con la discusión. Después de todo no tenía nada mejor que hacer, y provocar a su amiga siempre le pareció algo de lo más entretenido.

-Querida Hikaru, me sorprende sobremanera que alguien tan orgullosa como tú hable con tanta resignación en sus palabras- las esmeraldas de su amiga chispearon ante la provocación- ¿O me vas a decir que permanecerás tranquila hasta que llegue el momento en que entreguen tu mano al viejo ese al que estás prometida?
-¿Qué opción tengo, Annika?- Hikaru se levantó bruscamente de su silla- ¿Crees qué me agrada? Admiro tus aires de rebeldía, realmente los admiro, pero recuerda que fue justamente por ese tipo de comportamiento que las cuatro terminamos prisioneras de esta tierra muerta. El mensaje fue muy claro para mí. Somos como cuatro ruiseñores encerradas en sus jaulas de oro. Ese fue nuestro destino y castigo por nacer donde nacimos. Créeme que si hubiera otra opción la tomaría.
-Como todas, querida, como todas…-Eimi desvió la mirada hacia los altos muros que circundaban el palacete para ocultar su tristeza.

La orgullosa condesa Fujiwara intentaba por todos los medios mostrarse madura ante la situación que las tenía a todas presas del mismo destino, pero para ella, tal vez más que para las otras tres mujeres, la opresión se hacía cada día menos fácil de sobrellevar. Pronto se convertiría en la mujer de un duque que no conocía y era muchos años mayor que ella. Su rechazo y la confrontación con su padre al respecto la habían colocado donde estaba ahora.

Las cuatro conocían demasiado bien el mundo de la política, tanto que eran consideradas por sus respectivas familias como personas conflictivas. No era habitual que las señoritas de sociedad discutieran sobre temas que involucraran la economía y negocios políticos, un mundo que pertenecía claramente al reino masculino.

Las mujeres debían aceptar de manera absoluta su posición pasiva, donde no había lugar alguno para la confrontación o la negativa. Ninguna de ellas se había mostrado demasiado sumisa ante el mandato familiar, por lo cual fueron trasladadas hacía ese páramo desierto, a la espera de su fortuna.

Hikaru se sentó nuevamente, recuperando la compostura. Llamó a la doncella que las asistía y que hasta el momento se mantenía reservada, un tanto lejos de las jóvenes.
-Nanako, por favor, ¿nos traerías más té?- miró hacia otro lado, molesta aún por la conversación- hace un calor del quinto infierno.
-Si Señorita, enseguida- tomo la jarra con sumo cuidado y se retiró en silencio.
Antes de entrar a la casa, miró a las cuatro muchachas ahora en silencio, por encima del hombro y esbozó una sonrisa cargada de malicia.
-“Ya les queda poco, pequeñas tontas. Los señores sabrán qué hacer con ustedes”. Con sigilo se retiró a las sombras de la casa, para cumplir con sus obligaciones.

*++*

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
kaidoh-kiddo
Estudiante V.I.P
Estudiante V.I.P
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 2394
Edad : 30
Escuela :
Fecha de inscripción : 11/03/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Kaoru Kaidoh
Tu Prince or Princess: Inui Sadaharu

MensajeTema: Re: CAPITULO 1   Dom Abr 19, 2009 2:19 am

T.T Awww graciaaaas. No son ridículas, BAKA!!! Very Happy

Quiero ver como lo seguis con los cambios nuevos *O*
Volver arriba Ir abajo
Izzy
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 780
Escuela :
Fecha de inscripción : 26/12/2008

MensajeTema: Re: CAPITULO 1   Dom Abr 19, 2009 4:36 am

Nanako insurrecta ¬¬
Pero..... supongo que los síntomas pueden ser mejor que la causa... Y ahora estoy sonando como Frank-n-Further XD
En fin, que me encanta. El desierto es taaan sexy hehehehehehe

____________________________________________

Volver arriba Ir abajo
Hikaru sama
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8124
Localización : Si te digo...no me creerías...
Escuela :
Fecha de inscripción : 03/02/2009

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Inui Sadaharu/Momoshiro Takeshi
Tu Prince or Princess: Atobe Kaizen

MensajeTema: Re: CAPITULO 1   Dom Abr 19, 2009 7:49 am

Sehhh...ni hablar!!! un paisaje exotico por excelencia!! culpo a Willbur Smith y sus novelas sobre Africa XDD

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
Gris
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1534
Edad : 27
Localización : Ya lo digo... un momento!!!
Escuela :
Fecha de inscripción : 26/12/2008

Tu Personaje
Tu personaje:
Tu personaje de Tenipuri: Nioh Masaharu
Tu Prince or Princess: Fuji Syusuke

MensajeTema: Re: CAPITULO 1   Jue Mayo 28, 2009 1:23 am

Aaay no!! Qué sigueee?? Nanako maldita!!!
que pasa??? Por qué estamos aisladas??
No me quiero casar con un viejo!!!!!!!!!!!!!!!
Bueno, dale Hikaru... espero el otro cap de esta
hsitoria que esta muuuuuuuuuuy buena....
Nos vemos y pórtese mal!!!!!!!!!

____________________________________________
Volver arriba Ir abajo
http://wonderful.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: CAPITULO 1   

Volver arriba Ir abajo
 
CAPITULO 1
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» KOF Capitulo 1 - all out (fandub español latino)
» Heraldos de la luz (avanze del primer capitulo)
» ESTADO REM ALTERADO- CAPITULO II
» x place capitulo 4
» Kimi ga nozumo Ein Capitulo 1 fandub Mexicano

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
* Hana To Yume * - Prince of tennis - rol and fics :: SEÑORES DEL DESIERTO-
Cambiar a: